I love you so Matcha

3O6A0640

El fin de semana pasado nos trajo un festival dedicado al Matcha de la mano de Expo Japan MX, aquí en la CDMX y obvio no nos lo podíamos perder. Tuvo un costo de $80.00 el día del evento, pero los boletos se podían comprar antes con un costo menor.

Debo decir, que como entusiasta del té, este tipo de eventos son muy bien recibidos y obviamente tienen muchas expectativas. Fue en una casa con 3 pisos, donde lo importante sucedió en el piso intermedio. Para mi, el lugar estaba lleno pero agusto, aunque llegué muy temprano.

Hubo muchos exponentes que llevaron matcha de diferentes calidades, y en especial uno muy bueno que se llama Matcha Kaori que llevaba una variedad de productos alrededor del matcha como matcha en tetrapack (al que le tengo miedo pero haré una reseña proximamente), rollitos de choco matcha, calidad ceremonial y sets para preparar matcha.

Fue un gran día para atascarte de comida con matcha, como helado, galletas, pan de muerto (por la temporada no podía faltar), conchas, postres, panqués, pan de caja, y algunas variedades diferentes de té.

Ya cuando querías un descanso, estaba la zona de comida oriental y coctails, como los siempre confiables Yamasan con un ramen con matcha, especial para la ocasión. También había un área para comprar juguetes y cositas japonesas, que fue muy peligrosa porque tenían mil cosas bonitas donde gasté todo lo que llevaba y más.

Como primera edición, fue interesante y no me decepcionó, pero será muy interesante ver como va evolucionando este festival, esperando que se vuelva a repetir anualmente. Fue una gran oportunidad para probar matcha con calidad y sabor japonés, que hasta ahorita no había encontrado, porque generalmente ya sabe viejo.

Los esperamos para el próximo año con un evento mucho más grande y con más ideas que el de este año.

Advertisements
I love you so Matcha

Matcha 2

te-20

Ya alguna vez hablamos de esta bebida característica de Japón, y hoy tenemos que retomarlo porque la experiencia de probarlo en su país, fue algo inesperado.

Yo se que todos hemos probado marcha y estamos acostumbrados a ese sabor suave, dulce a pesar de sus sabores verdes de planta y su textura, pero nada me preparó para los sabores de pescado y alga que me iba a encontrar.

Como ya sabemos, el matcha proviene de pulverizar el té verde en unas piedras que se mantienen girando, así que suena lógico que si ocupan sencha, y el sencha tiene sabor marinos, el matcha debe tener esto mismo, no se como no lo había entendido antes. Y esto es porque nos tienen mal acostumbrados a ponerle otros elementos al té como leche o azúcar o los postres, sin contar con el tiempo que le toma al té llegar a tu mesa, que pueden ser meses.

La primera vez me tomó desprevenida este sabor, y como pensé que estaba mal, lo seguí buscando, hasta que al llegar al décimo, me di cuenta que la que estaba mal era yo y que el matcha no solo tiene un sabor, puede tener muchas variantes, dependiendo de la materia prima con la que lo hicieron, así que no hay un sabor matcha único. Fue enriquecedor probarlo y a la vez me arruinó la vida, porque como todas las especializaciones, cuando llegas a los verdaderos sabores, dejas de conformarte.

Un poquito más de información por aquí.

 

Matcha 2

Ruta de la seda

seda (1 of 14)

El domingo fuimos a desayunar a Café Ruta de la Seda y aunque el café olía bastante bien, nosotros fuimos por el té.

Llegamos muy temprano (8:20am), ya que me habían dicho que se llena los fines de semana. Nos entregaron el menú y obviamente dimos un brinco a la selección de té: tiene varias cosas interesantes, pero la que más nos llamó la atención fue la sección de “tés verdes de origen”.

Algo que me gusta hacer cuando voy a un lugar nuevo de té es pedir algún que ya conozco (generalmente un té verde clásico, Sencha, Dragon Well o algo por el estilo; para mi es la forma más clara de saber como tratan al té) y algo nuevo. Así que para quitarnos el frío (el día estaba nublado y medio lluvioso) pedimos un Gyokuro y un Ilam Artesanal (té semi-fermentado de Nepal). El gyokuro estaba super bien preparado, buena concentración, buena temperatura, el té de buena calidad, todo super bien. El Ilam fue una grata sorpresa, un té complejo pero delicado, muy aromático, algo diferente y muy interesante.

De desayunar pedimos un omelette de espinacas y un croque madame. El gyokuro se llevó super bien con el omelette y el Ilam acompañó de manera muy agradable al croque madame. Está de más decir que ambos platillos estaban deliciosos.

Terminamos con lo salado y nos quedó un pequeño espacio para algo dulce. Pedimos una concha con matcha. Estaba rica, pero creo que le sobraba un poco de dulce o le faltaba un poco de matcha. Repito: era una buena concha, pero nos quedó a deber un poquito en la parte del té.

La impresión general de Café Ruta de la Seda: un lugar que tiene una cocina muy buena, una repostería interesante y una excelente selección de tés. El servicio es lento, pero no desesperen, vale la pena la espera. Les recomendamos ir más de una vez. Nosotros seguro volveremos.

Ruta de la seda

Matcha 抹茶

matchaHoy vamos a hablar de uno de los tés más característicos de Japón: el matcha.

Para esto tenemos que remontarnos unos años atrás, a 1191, fecha en que llegó el té de China a Japón por segunda vez (ya que la primera vez a nadie le importó). En esta etapa de la historia la moda era empacar el té en forma de ladrillo porque facilitaba su transportación y como consecuencia tenían que quebrarlo para poder consumirlo. Así que, aunque ya se pulverizaba en China desde tiempo atrás, Japón fue el ganador en “patentar” la forma de tomar el té en polvo, que es la traducción de la palaba Matcha.

Ya sabemos que hay diferentes tés: blanco, oolong, verde, negro… pero para hacer matcha solo se usa té verde y de preferencia aquel que, como el gyokuro, creció en la sombra, pero el proceso no acaba ahí. Después de que las hojas son recolectadas se transforman en un pre-té llamado Tencha. El proceso es el mismo que pasa cualquier té de buena calidad: solo que el paso extra es quitar las venas de las hojas ya que estas aportan sabores un poco más amargos. Después de eso viene el proceso en que hay que pulverizar las hojas con unas piedras giratorias donde el resultado es un polvo color esmeralda intenso.

La popularización del matcha tuvo en parte que ver por la creación de la ceremonia del té japonés, que empezó en el siglo 15. Esta ceremonia, que puede durar horas, usa el mejor matcha que las familias tienen, y que puede ser guardado solo para ocasiones muy especiales. En esta ceremonia se estandarizó el uso de herramientas especiales para su preparación, como una pequeña cuchara para sacar el matcha, un bowl especial y un batidor de bambú.

Hay diferentes grados de matcha, desde el ceremonial (el más costoso) el de consumo normal y el gastronómico (para comida y postres). Si nunca han tomado matcha, pueden detercar si es bueno o no, dependiendo de varios factores:

  • el color debe ser un verde brillante intenso, si es un poco pálido, a menos que lo hayan mezclado con leche, es de baja calidad.
  • la consistencia del licor debe ser un poco densa, muy líquida denota una mala preparación o mala calidad.
  • si es muy barato… eso lo dice todo 😛
  • si se quieren poner más exigentes (y que los odien en la tienda) pueden preguntar de donde proviene. Si la respuesta no es japón (China o Taiwan por ejemplo) puede que no sea un buen matcha, no por ser malinchistas japoneses, pero en ningún otro lugar  se ha desarrollado una constancia en la calidad de producción.
  • También pueden preguntar de que año es, la región productora, el tamaño del lote, el grado que tiene y si fue almacenado en frió. Sí, todas estas preguntas son muy clavadas, pero eso habla de que, para la tienda, el matcha no solo es té verde en polvo.

Así que no les queda más que ir a probar un buen matcha y disfrutar de las diferentes variedades que nos tiene preparado. Y aquí les dejamos un pequeño video para que se den una idea más clara, si todavía tienen dudas.

También queremos dejarles esta guía de matcha que hizo The Daily Tea, bastante buena, muy bien editada y gratuita.

Un agradecimiento a uno de nuestros seguidores más fieles, quién tuvo la paciencia de un sabio buda para esperar la respuesta a su pregunta.

gracias

Matcha 抹茶