McCormick Selección Especial

mccormick-1

Hace unos meses apareció en México la selección especial de tés de McCormick y no había tenido el tiempo de ir a probarla, pero ya está aquí la reseña, de la que muchos no se van a sorprender por los resultados.

La presentación de los tés es muy bonita, ya que en anaquel resalta agradablemente por la elegancia de las cajas en 5 diferentes presentaciones, de los cuales uno es té verde (que tiene zacate limón y menta) y los demás son negros con diferentes variantes que vamos a ver; esto nos da como conclusión que todos son blends.

En la caja podemos ver que todos ofrecen la misma información, un tanto vaga, como la mayoría de los tés que puedes encontrar en el centro comercial. Se que la mayoría de la gente prepara un té verde igual que uno negro, pero si me gustaría que pusieran tiempo y cantidad de agua, ya que denominan su té como una gama superior a lo que ya ofrecen, no me gustaría pensar que la única diferencia es la bolsa de tela 😛

mccormick-5

Debido a la falta de instrucciones, decidí seguir un método que usan muchos catadores profesionales para analizar los tés al momento de calificarlos y comprarlos, y es infusionarlos por 5 minutos con agua hirviendo. Se que suena a una locura, considerando que con esto el té verde tendría el peor sabor, pero si los profesionales lo hacen, ¿nosotros por qué no?

Observando toda la caja, vienen los ingredientes, algunos dibujitos padres, unas instrucciones que no ayudan mucho y frases alentadoras, y la explicación de que la bolsa de tela es para disfrutar de su olor (explicación contradictoria al video que encontré, en el que comentan que es para que las hojas se expandan).

Una vez abierta la caja, la presentación que podemos encontrar es esta:

mccormick-6

de la cual no me voy a quejar, porque uno tiene la esperanza de que el té sea bueno, y seguramente todos hemos probado muchos tés con las peores presentaciones y que resultan increíbles. Las bolsitas de tela no tienen queja y todas vienen con su etiqueta.

mccormick-12.jpg

Hasta este momento, se que puedo sonar muy hater por el hecho de que todos sabemos que es muy difícil encontrar un buen té en bolsa y no quiero que piensen que soy más dura por ser una marca mexicana, pero me gusta probar cosas buenas. Así que sin más, aquí les va lo que me parecieron cada uno de estos tés.

Empecemos con el Té Verde Fresco, que contiene zacate limón, hojas de menta y saborizantes naturales e idénticos a los naturales (aquí uno empieza a sentir miedo).  Las hojas en la bolsa no están tan pulverizadas como he visto en otras marcas, y el olor si se siente fresco, como a menta. El color del licor es veder/amarillo y el olor sigue siendo de menta/limón.

En boca si tenemos un sabor fresco, totalmente menta y limón, pero estos sobrepasan el sabor del té verde, que en ningún momento se siente. Honestamente, es el mejor de todos.

El siguiente en la lista es Te Negro sabor Grosella Vainilla. En la caja solo vemos que tiene saborizantes, y en las hojas encontramos algunas hojas rosas, que nos preguntamos de qué serán, sabiendo que no tiene hojas de grosella ni el fruto, que es el único que le proveería ese color rosa.  Tiene un olor agradable, pero 100% artificial.

El licor tiene un color dorado y el sabor es dulce, pero no se llega a sentir la vainilla y sabe completamente artificial, si tomamos en cuenta que la grosella tiene un sabor ácido como la mayoría de las bayas. El sabor es bastante plano y yo creo que atraería más por el olor que por el sabor.

El siguiente en el desfile es Té Negro sabor Piña Coco. A mi uno de los sabores que más me disgusta es el coco, así que este fue todo un reto, desde el olor, en donde llega a mi nariz ralladura de coco o cocada y piña artificial, como de paletas de caramelo.

Las hojas contienen piña deshidratada, hojas de té y algunas ramas, donde vemos que no es la mejor calidad, pero al menos no es CTC. El sabor de este es un poco decepcionante para lo intenso que huele. El té preparado en boca es plano, pero tiene un sabor como de agua con azúcar, que para alguien que tiene gusto por ponerle endulzantes a su té o sabores artificiales, puede gustarle.

Ahora llega a nuestra boca el Té Negro sabor Frutos Rojos. El olor desde la bolsa es muy especiado, y según la caja, dice que tiene jamaica, fresa y zarzamora, los cuales si vemos pequeños trozos de algo rojo en el té, pero nuevamente no es el de mejor calidad.

En boca tiene un sabor normal al principio, pero el final es súper ácido. Todas las marcas tienen un té de Frutos Rojos, porque es lo más comercial y es algo que a la gente le atrae mucho, pero por lo mismo, es difícil competir por tener algo bueno, y te decepcionas al instante si su calidad es mala. Este té resulta muy astringente y me sería muy difícil tomarme más de 3 seguidos, por la sensación que me deja.

El último de hoy es Té Negro sabor Fresa Mango. Muchos de estos tés olían agradable en la bolsa, pero este es el único que ni ahí me pareció interesante, ya que se sentía viejo. Al infusionarlo, no huele mal, pero si se siente lo artificial. En boca, el sabor se siente a un té viejo y es el más plano de todos, no es ni dulce, ni amargo ni ácido, llegando a sentirse como agua simple con olor.

Después de probarlos, me fuí directo a la página de McCormick en México para ver la información que ellos dan de esta colección y no encontré nada.

En conclusión, y como varios me lo advirtieron en redes, no es una colección favorable de tés, que para mi ya quedó reprobada. Ahora la pregunta es ¿Qué voy a hacer con 13 bolsitas de cada uno de estos tés?.

Si llegan a tener la respuesta, o si los quieres probar, espero tus comentarios.

Advertisements
McCormick Selección Especial

Matcha en tetrapack

te-504El probar cosas nuevas y experimentar es algo que es parte del ser humano, pero esto no quiere decir que siempre sea bueno. Hoy probé dos matchas empacados en tetra pack que sería mejor no volver a probar en mi vida.

Primero está el matcha kaori natural que, al ser servido, tiene un color café, nada relacionado con el color verde brillante al que estamos acostumbrados, entendiendo por está un poco oxidado. En boca tenemos un sabor más a té verde normal, que a matcha, sin ser nada impresionante, y debo admitir que el color me asustó un poco.

El segundo es un matcha kaori latte, que me hubiera encantado nunca probar. Para aquellos a quienes les gustan los tés de tapioca, como los de Cassava Roots, este matcha les puede parecer aceptable, pero a mi me pareció un exceso de azúcar, que hace años me hubiera parecido increíble. Me resulta un poco desconcertante que el empaque diga que no tiene azúcar,  cuando el líquido es extremadamente dulce, y podría decir que para los amantes del té, va a resultar molesto.

A veces soy muy purista en varias cosas del té, porque me gustan los sabores reales, y en este caso creo que no podría acostumbrarme a tomar el matcha así. No me parece un experimento muy acertado, pero el gusto se rompe en géneros, y los invito a probarlos y conocer su opinión.

 

Matcha en tetrapack

I love you so Matcha

3O6A0640

El fin de semana pasado nos trajo un festival dedicado al Matcha de la mano de Expo Japan MX, aquí en la CDMX y obvio no nos lo podíamos perder. Tuvo un costo de $80.00 el día del evento, pero los boletos se podían comprar antes con un costo menor.

Debo decir, que como entusiasta del té, este tipo de eventos son muy bien recibidos y obviamente tienen muchas expectativas. Fue en una casa con 3 pisos, donde lo importante sucedió en el piso intermedio. Para mi, el lugar estaba lleno pero agusto, aunque llegué muy temprano.

Hubo muchos exponentes que llevaron matcha de diferentes calidades, y en especial uno muy bueno que se llama Matcha Kaori que llevaba una variedad de productos alrededor del matcha como matcha en tetrapack (al que le tengo miedo pero haré una reseña proximamente), rollitos de choco matcha, calidad ceremonial y sets para preparar matcha.

Fue un gran día para atascarte de comida con matcha, como helado, galletas, pan de muerto (por la temporada no podía faltar), conchas, postres, panqués, pan de caja, y algunas variedades diferentes de té.

Ya cuando querías un descanso, estaba la zona de comida oriental y coctails, como los siempre confiables Yamasan con un ramen con matcha, especial para la ocasión. También había un área para comprar juguetes y cositas japonesas, que fue muy peligrosa porque tenían mil cosas bonitas donde gasté todo lo que llevaba y más.

Como primera edición, fue interesante y no me decepcionó, pero será muy interesante ver como va evolucionando este festival, esperando que se vuelva a repetir anualmente. Fue una gran oportunidad para probar matcha con calidad y sabor japonés, que hasta ahorita no había encontrado, porque generalmente ya sabe viejo.

Los esperamos para el próximo año con un evento mucho más grande y con más ideas que el de este año.

I love you so Matcha

Alessa

3O6A9152-2

De pura casualidad me encontré con esta marca en un evento al que fui y, como nunca me niego a probar nuevas marcas, decidí tomar todos las variedades diferentes y probar cada una, y estaba más que emocionada por probar, lo que para ellos es un té gourmet (para ser francos, ya todos se consideran té gourmet).

Al buscar información de ellos, no encontré más que su cuenta de facebook y twitter, donde la información que ponen es la misma en ambas cuentas, y no hay más que imágenes de sus productos y algunas de stock con frases en tono “positivo” que no da más información.

Así que, sin más, vamos directo a la degustación de cada uno. Tuve la oportunidad de probar 5 diferentes variedades, y aquí les va que me parecieron.

Double Green Tea

En la envoltura podemos ver que tiene té verde chino y japones, aunque el que predomina es el té chino, con olores a madera, ahumado y un toque dulce. En boca resulta muy astringente y tiene un ligero sabor dulce, que nada tiene que ver con el té, sino más bien a la stevia que le agregan y esto le da una sensación artificial de dulzura. Al probarlo frío, se le van las notas de té verde y solo sabe dulce, perdiendo muchas de las notas que tenía cuando estaba caliente.

 

Pink Lemon Blast

Una mezcla completamente ácida por todos los cítricos que tiene y que trata de balancear con stevia, no de la mejor manera. En nariz, es predominante el olor a limón y algo como jabonoso, tal vez podría ser como esos aromas del limón en polvo. Si alguna vez han probado algún refresco color rojo, este té te puede dar un poco esa sensación con mucho sabor a limón. También tiene esa acidez de la jamaica natural y por ahí algo cítrico. Al probarlo frío, resalta la jamaica y sabores cítricos, pero se vuelve muy astringente.

Mango Green Tea Chai

Voy a empezar transcribiendo todos los ingredientes: té verde, canela, jengibre, cardamomo, nuez moscada, trozos de mango, clavo, stevia. Y voy a terminar diciendo que es la peor mezcla.

Refreshing Triple Mint

Si tuviera que describirlo con un solo concepto, diría “sabe a chicle”. Las notas en nariz son frescas y en boca, te llena completamente la boca a menta, dejando una sensación fresca. Casualmente, en la envoltura de este no ponen los ingredientes, así que me gustaría saber a que se refieren con lo triple de su nombre. Al enfriarse, siguen los mismos sabores y sigue esa sensación fresta. No hay notas de nada más y no resulta de ninguna forma complejo.

Cinnamon Apple Chai

Una alerta para aquellos que no gustan del Rooibos, porque lo van a odiar. En nariz tiene muchas notas de canela y manzana, y a pesar de que todo se percibe como artificial, no huele mal la combinación. De sabor, la canela y el roobios  ganan a todos los sabores, y el sabor es muy artificial. Frío se vuelve dulce, pero se pierden muchas notas que tenia cuando estaba caliente.

Conclusiones

Si lo calificamos tomando en cuenta todas las marcas de té de sobre que podemos encontrar en México, podríamos decir que no está tan mal, pero no es la más sabrosa. Poniéndolo en una balanza, si tenemos este o un té de La Pastora, obvio diría que elijan este, pero si está junto a Twinnings, este perdería la batalla.

Pruébenlo y esperamos sus comentarios.

Alessa

Kumiko tea house

iceland-143

Islandia es un pais con paisajes hermosos y gran calma, y viajar por sus tierras te da muchas lecciones, tanto buenas como malas. Es un pais poco poblado y lleno de tierras solitarias, un lugar donde el costo de vida es muy caro, y más el costo de todos los productos. La sencilla razón a esto es que todo lo tienen que importar, debido a sus ciclos de luz y obscuridad tan extremos, y esto lleva a que la gente también sea un poco rara.

El servicio y la gente es fria y respetuosa, y me encontré desconsertada muchas veces al entrar a los restaurantes y esperar mucho tiempo a un mesero que no llegaba, porque eres tú el que se tiene que acercar a pedir lo que deseas. No es una regla, pero me tocó muy frecuentemente. Uno de estos lugares fue esta casa de té que se llama Kumiko. Un lugar con decoraciòn interesante, al estilo ánime y pastelería muy bonita.

Este es, podría decir, la única casa de té que encontré, y tienes que caminar una distancia considerable para llegar aquí, dependiendo donde te hospedes. Tienen una variedad considerable de tés verdes japoneses, algunas tisanas y una cosita perdida por ahí, que se podría considerar especialidad de la región, cosa que tenía que probar, a diferencia de sus postres que se veían demasiado dulces para mi gusto.

Elegí un té que sabe a, curioso si les digo, neblina, y musgo, pero un poco dulce. Era una sensación agradable y reconfortante para esos momentos de mucho frìo y viento, y el lugar te invita a pasar un buen rato ahí. Algo que puede ir súper bien si vas acompañado, es su servicio especial de la hora del tè, con pequeños bocadillos muy ingléses.

Yo podría decir que , para ser el casí el único lugar especializado en té, está bien. Sin embargo, creo que la especialidad de este lugar es la reposterìa, con cositas que cualquier niño morirìa de probar.

Un detalle agradable es como te sirven el té, que es en un bowl tìpico para hacer matcha y te dan una galleta que combina bien con el té, porque no es demasiado dulce. Mi té se sentía fresco y bueno para la digestión. Me hubiera gustado probar un gyokuro, pero el tiempo se me acababa.

Es una buena opción si visitan este país y si van con niños, este lugar debe ser una locura, ya que si tienen suerte, puedan estar en el momento en que estén trabajando en la decoraciòn de algún pastel, y pueden ver todo el proceso.

iceland-144

Kumiko tea house

Casa de té, Theodor

TEASHOP-23s

Como a veces llegamos a tener experiencias amargass con respecto al té, a veces llegamos a tener agradables sorpresas. Este es el caso de Theodor. Una casa de té en Polanco, que proviene de una marca francesa con una buena calidad de té y blends. Desde el ambiente hasta la atención es buena en este lugar. Ya he tenido la oportunidad de ir varias veces a este lugar y la calidad es muy buena, tanto en té puro como en tisanas o blends. Se siente un té elegante, tanto en su sabor ocmo en el ambiente.

Un plus que tiene este lugar es que puedes tomar tu té comodamente en las mesas que están afuera de la tienda o en unos cuartos increibles dentro de la tienda. Cada cuarto tiene una decoración diferente, pero todos siguiendo el mismo estilo, y puede ser increible para juntas de trabajo, reuniones entre amigas o alguna cita. No requieres recervación para usarlos, solo que se encuentren vacios.

Si están por esta zona, es un lugar que les recomiendo pasa para fin de semana y leer un buen libro o para una buena plática.

Casa de té, Theodor

Té de sakura salada.

TEASHOP-28

Cuando un amante del té se va de vacaciones, es común que quieres comprar todo lo referente al té, y más si es desconocido. Y por eso compré este té de flor de sakura con sal. Cuando leí que venia con sal para conservar la flor, y la instrucción era quitarle la sal para prepararlo, se me hizo de lo más fácil.

Al abrirlo, se ve de lo más bonito, pero obviamente está lleno de sal. Mi pensamiento fue, para quitarle la sal fue, solo enjuagarlo, no hay otra forma. Enjuagamos las hojas y flores y preparamos el té de manera normal como cualquier otro té.

El color del licor es es de un rosa/rojo muy bonito, y el olor es de flores de sakura con un poquito salado, y mi cabeza quiso engañarme para esconder ese olor salado. Esperaba mucho de este té, que fuera grandioso como el de jazmín u otros de flores, pero al llegar a mi boca, fue como tragar agua de mar. En ese momento me deprimí un poco y me quedé por unos segundos mirando el cuenco sin poder darle otro trago. Obviamente tiré esa primera infusión y me preparé otra, esperando que la sal desapareciera, lo cual no pasó. Si sabía menos salado, pero no era un sabor agradable.

Fui directo a google para averiguar la correcta preparación de esté té, y resulta que no solo es para té, se puede usar para acompañar al arroz, algunos postres y otros alimentos. Revisando algunos blogs, resulta que la mejor manera de prepararlo era haciendo una primera infusión de 5 minutos, cambiando las hojas a otro cuenco y hacer una segunda infusión (esta sería la buena) y esta la puedes combinar un poco con el licor de la primera infusión. Se supone que el sabor si debe ser salado, pero por más que intenté que me gustara, no pasó, supongo que puede ser de esos gustos adquiridos que nos hacemos.

Intenté hacer esto, pero tampoco fue de mi encanto, así que viví un poco mi tristeza y lo dejé ir. No creo volver a intentarlo, pero podría probarlo en algún lugar donde me aseguren que lo saben preparar, solo para quitarme la espinita del horrible sabor que me tocó.

Té de sakura salada.