Echando a perder se aprende

img_0723

La experiencia nos da aprendizaje, que a su vez nos da buenas y malas lecciones de la vida. Una de ellas es cuando sobre extraemos el té por descuido o por creernos grandes conocedores, echamos a perder lo que pudo haber sido un muy rico té.

Este error puede suceder con frecuencia si no leemos los ingredientes del té. Comercialmente, hay varias marcar que definen sus tés como tisanas de manera subliminal, poniendo frutas en las cajas y d scribiéndolo con nombres sugerentes como “pasión del trópico” o “dulzura de moras”, y con este sutil engaño, pensamos que todo será amor, hasta el momento que llega a tu boca y un sabor amargo y horrendos llega a ti.

Puede también ocurrir que al ser de bolsita, cometamos el error de dejarlas más tiempo del debido, pensando que al ser de menor calidad va a necesitar más tiempo, lo cual no siempre es así.

En mi experiencia, prefiero extraer poco y que no me sepa a nada, a sobre extraer y darme cuenta que lo tengo que tirar, porque este licor ya no tiene arreglo, ni mezclándolo con té más diluido ni agregando agua simple. Simplemente, su destino son las cañerías.

Así que, ahora más que nunca, cuando tengo un nuevo té, prefiero dedicarle algo de tiempo a entenderlo. Y como payasada adicional, si pido un té, siempre pido que la bolsita venga aparte para poder controlarlo.

Advertisements
Echando a perder se aprende

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s