Té Amarillo

te-amarillo

Hace unas semanas preguntamos en FB sobre qué querían que escribieramos, así que por acá estamos cumpliendo las peticiones 🙂

¿Cuál es la historia del té amarillo?

El té amarillo (“huang ya” en chino, esto es importante) siempre ha sido raro y laborioso de hacer. No es un té que tenga muchísima historia (tiempo). Hay varios textos viejos donde al ser traducidos se confundió mucho el Jun Shan Yin Zhen (té amarillo hecho con brotes) por Yin Zhen (té blanco el aborado con brotes), debido a esto podrán encontrar “historia del té amarillo” que data de dinastias muy viejas (600 D.C), pero en realidad el té amarillo se empezó a desarrollar en el siglo XVII.

El té amarillo se volvió algo más raro cuando el mercado dictó una tendencia muy clara: consumo de té verde. Esto hizo que muchos de los productores de té amarillo dejaran de hacerlo y se pusieran a hacer té verde. Otra cosa que mucho tiene que ver con el té amarillo, y que es un dato mucho más clavado, es la variedad de camellia sinensis que se usaba para hacerlo. Mucha se quitó y se replantó por arbustos de camellia que son mejores para la producción de té verde.

Hoy en día quedan pocos lugares que hagan té amarillo por varias razones: debido a la escasez del varietal original de Camellia S. que se usaba, se ha perdido la tradición de hacerlo, hay pocas personas que aun saben las recetas originales, es un té de bajo rendimiento y el resultado de todo es: un té costoso.

¿Qué caracteriza al té amarillo?

Cada región tiene su varietal y su forma de hacerlo, pero la característica principal que define el proceso se llama “Sweating/Heaping”. De inicio el té amarillo empieza como té blanco: se recolecta la hoja o brote y se deja marchitar un poco. Luego pasa al proceso de un té verde: con calor se frena el proceso enzimático que genera ciertas transformaciones al té. Luego viene la parte curiosa, el “Sweating/Heaping”, donde por cierto tiempo se hacen pilas del té que está caliente y se deja encerrado para “sudar”, esto genera una oxidación y una nueva actividad enzimática que es la que le da el color amarillo porque el proceso degrada la clorofila, esto tiene la consecuencia de quitar los aromas verdes del té y los transforma en algo parecido a las notas de un té negro “ligero”. Después de eso el té se seca como cualquier otro y está listo para hacer una taza.

Como muchos de los tés, ese proceso es el “genérico”. Cada región y cada productor tiene variaciones a ese proceso y eso genera tés diferentes.

Por lo que pude investigar, hoy existen tres variaciones claras sobre el té amarillo: Juan Shan Yin Zhen (Región Hunan), Mo Gan (Región Zhejiang) y Meng Ding (Región Sichuan). Cada uno trabaja una variedad distinta de Camellia S. un proceso diferente y una selección en el campo diferente.

¿A qué sabe el té amarillo?

El sabor del té depende de muchos factores, desde el proceso de producción hasta la forma de prepararlo. Asumiendo que tenemos un té amarillo de buena calidad y lo preparamos de manera correcta podemos esperar aromas de fruta blanca, verdura cocida, nueces, caramelo, tostados, algo de madera; en boca es fresco y ligero. En general no presenta sabores muy complejos, pero sus aromas son muy interesantes.

El “té amarillo” en otras regiones

Existe un debate interesante sobre un té que se está haciendo en el sur de Corea: hwangcha (que suena parecido a “huang ya”, pero no es lo mismo). Esté té tiene características en el proceso de un oolong (se enrula y oxida similar), de un té amarillo (pasas por el proceso de “Sweating/Heaping”)  y de un té negro lo cual está haciendo que los investigadores se vuelvan locos ya que hoy por hoy no es un té clasificable. El debate que traen está interesante, por acá les dejo el link para que la lean con calma.

¿Dónde conseguirlo en México?

Tomás tiene uno en su catálogo, pero hemos ido a sus tiendas y ya no lo manejan (igual podrían hablar con ellos para preguntar). Rascando un poco más en internet encontramos una tienda que no conociamos, soyte.mx, ellos tienen uno: lengua de gorrión. Técnicamente es el mismo té que maneja Florité pero con ellos podemos saber que es un un Meng Ding 2015 orgánico.

P.D.

Ahora que estuvimos de viaje, preguntamos sobre el té amarillo, su sabor, aroma y demás propiedades. Nos lo explicaron de manera sencilla: “el té amarillo es como un té verde viejo; no tan divertido”. Eso es la opinión de una persona, así que, como siempre decimos, ustedes prueben y compártanos su experiencia.

Si les quedó alguna otra duda por favor háganlo saber en los comentarios 🙂

gracias

Advertisements
Té Amarillo

2 thoughts on “Té Amarillo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s