Fitoquímicos

La herbolaria (curar o aliviar con plantas) no es conocimiento nuevo, desde el 400 A.C. Hipócrates (padre de la medicina occidental) recetaba masticar corteza de sauce para bajar la fiebre y algunas inflamaciones. Después se descubrió que la corteza del sauce contiene Salicin, sustancia que se transforma en la maravillosa Aspirina (ácido acetil salicílico). Este conocimiento se fue transformando en dos corrientes:

fitoquimicos2

La investigación de fitoquímicos es parte del resurgimiento de la herbolaria en forma de ciencia.

¿Qué son los fitoquímicos?

Los fitoquímicos son los compuestos químicos, no nutritivos, que se generan naturalmente en las plantas. El nombre más terrenal por el cual se les conoce a algunas de estas sustancias es: antioxidantes.

Los fitoquímicos se dividen en varias ramas, aquí les dejo dos que creo son importantes:

  • Terpenoides: son componentes antibacteriales que se encuentran en plantas como el gengibre, el clavo o la canela. También son reconocidos por aromas como el mentol, las resinas, el eucalipto y algunos no tan agradables como el olor  a queso (ácido Isovalérico, que resulta ser un anticonvulsivo que se encuentra en la valeriana). Estos también aportan colores como el anaranjado (en zanahorias y mandarinas) y el amarillo (en el mango y los duraznos). Existe otra palabra en la química que es Terpenos, la cual no hay que confundir con los Terpenoides. Los primeros son hidrocarburo (compuesto hecho solo de carbón e hidrógeno) y los  segundos son un grupo funcional (grupos de átomos o enlaces dentro de las moléculas que son responsables de las reacciones químicas características de esas moléculas).
  • Compuestos fenólicos: se sabe que la uva contiene toneladas de ellos, el más famoso (no solo de la uva): taninos, sustancia que suele ser amarga y que genera una sensación de sequedad en la boca. Otros compuestos fenólicos son los flavonoides, los cuales le dan colores rojo, azul y morado a algunas frutas como todas las bayas (berries). También, dentro de los compuestos fenólicos se encuentran las Catequinas (antioxidante por excelencia), que son las responsables de todo el revuelo que se hace del té y la salud.

Los fitoquímicos tiene nombres muy largos y a veces impronunciables. Lo importante que hay que saber de ellos es que ayudan al cuerpo a estar “bien” estimulando enzimas a que hagan su trabajo, ya sea de protección, degradación o transformación de sustancias para que nosotros las asimilemos, desechemos o aprovechemos mejor. Es importante saber que se encuentran en todas las plantas, sus frutos y semillas. Su importancia y variedad generaron la famosa frase: “come frutas y verduras”.

Fitoquímica del té

Para no clavarnos tanto como en la química, todo el alboroto que se hace por la fitoquímica del té viene de la cantidad que tiene de antioxidantes en comparación a otras plantas, frutas o semillas en proporción de su peso vs. el volumen de extracción.

Algunas investigaciones han elevado demasiado el estatus del té. Se ha encontrado que ayuda a la diabetes, quema grasa, ayuda contra el cáncer de piel, es diurético, ayuda a balancear el colesterol, etc.; básicamente está en estatus de “bebida mágica y milagrosa”, pero no hay que dejarnos llevar por eso.

Muchas de las investigaciones que se hacen al respecto sí dan los resultados que nos platican, lo que no nos cuentan (o más bien, no lo investigamos y lo creemos ciegamente) es que sucede en condiciones de laboratorio o las estadísticas de beneficios a la salud son de otros países con otras costumbres alimenticias. Un ejemplo podría ser el siguiente: es cierto que el té verde puede ayudar al cáncer de piel, una de las investigaciones que encontré al respecto es:

Por datos como este es que tenemos que investigar más sobre que condiciones y que otras variables hacen que una planta (el té o cualquier otra) ayude a la salud (del ser humano).

Conclusión

Los fitoquímicos llevan milenios ayudando a la salud de la humanidad de manera empírica (la herbolaria) y científica (medicina alópata), pero hay que tener en cuenta que no son magia ni hacen milagros.

Notas finales:

  • Una cosa importante de saber es que muchos de los antioxidantes se degradan en ciertos procesos (como el de oxidación, aunque suene redundante), por eso hay más investigación de “beneficios a la salud” del té verde o blanco que del té negro o pu-erh.
  • Lo que aquí les platicamos es solo la punta de iceberg. Si quieren saber más del tema en las fuentes podrán encontrar algunas de las cosas que leí para hacer este texto, algunos PDF´s que tiene información bastante digerible y unos archivos y links con información mucho más clavada.

Fuentes:

PDF´s Interesantes (y bastante digeribles):

Textos más clavados sobre el tema:

Advertisements
Fitoquímicos

2 thoughts on “Fitoquímicos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s